lunes, 13 de enero de 2014

LOS LOZANO DESPUÉS DE SER HOMENAJEADOS EN NUESTRA PEÑA, TAMBIÉN EN BILBAO

Enrique Villegas, Jose Luis Lozano y Pablo Lozano. (Foto: Manu de Alba)

José Luis y Pablo Lozano hijo han sido protagonistas a lo largo del fin de semana en Bilbao

Por Redacción APLAUSOS

Enrique Villegas, Pablo Lozano, José Luis Lozano e Íñigo Crespo en un momento de la charla. (Foto: Manu de Alba)
Los hermanos Lozano han sido homenajeados este fin de semana en Bilbao por el Club Cocherito. La prolija dinastía de taurinos han sido los protagonistas del almuerzo anual de la centenaria institución bilbaína y durante dos jornadas han tomado parte en las actividades que en su honor ha desarrollado la entidad que preside Enrique Villegas.
En nombre de toda la familia, José Luis Lozano y su sobrino Pablo, protagonizaron el viernes un coloquio en la sede de la entidad y ayer sábado fueron agasajados en la misa anual –donde se les bailó un aurresku de reconocimiento- y recibieron un galardón a modo de homenaje en los postres de un almuerzo que reunió a más de dos centenares de socios y aficionados.
Durante el coloquio que abrió los actos el viernes, se recordó los inicios de la dinastía que se remonta a los años 40 y repasaron su amplia trayectoria en el campo del empresariado, del apoderamiento y como ganaderos de bravo. “Nuestro espejo fue Domingo Dominguín Padre, que fue un gran taurino y un conocedor de todas las facetas del negocio”, reconoció José Luis Lozano, quien subrayó: “Para ser un buen empresario hay que ser muy cerebral y defender un espectáculo integro donde se ofrezca al público lo que quiere ver”; Mientras que para triunfar en el campo del apoderamiento: “Hay que tener una confianza ciega y mutua con el torero, saber defender sus intereses hasta el límite. Un apoderado no puede ser nunca un representante”.
Ameno, abierto, poniendo de relieve su instinto y su sabiduría, José Luis Lozano contó una y mil anécdotas de su época de gestor de Vista Alegre y del certamen La Oportunidad, recordó los inicios de toreros muy vinculados a ellos como Manuel Benítez ‘El Cordobés’, Palomo Linares, Espartaco o César Rincón y puntualizó: “Mi hermano Pablo fue un muy buen torero pero con mala suerte por las cornadas” y bromeó: “Si le hubiesen apoderado los Lozano, otra cosa hubiese sido su carrera”. De su experiencia, José Luis Lozano enfatizó: “En el toreo hay que tener aguante, hacer las cosas bien y saber esperar el momento. El toreo son ciclos”.
Se habló de presente –“Están saliendo unos pliegos inasumibles a los que no se puede decir amén”, afirmó Pablo Lozano- y de futuro. “Aquí se tienen que poner las pilas todos”, reveló José Luis Lozano. “Se está echando la culpa a la crisis pero el problema es mucho más grave, crisis hemos pasado muchas. Hay que preocuparse en sacar toreros nuevos y figuras que renueven el escalafón”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario